De la crisis a la oportunidad

Como un toro en una tienda de porcelana

Solo mide 200 nanometros, pero es explosivo – un virus y el pánico que provoca está cambiando nuestro mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia de COVID-19 el 11 de marzo de 2020. Pero Europa no ha reconocido la gravedad de la crisis. Los políticos de los diferentes gobiernos actuaron, pero demasiado tarde, con demasiada vacilación, con poco entusiasmo y solo a nivel nacional. Mientras que España, al igual que Italia, Francia y Austria, decidió muy temprano declarar el Estado de Alarma, Alemania a día de hoy sigue confiando en la restricción voluntaria de la libertad de movimiento de la población y solo impuso una prohibición de contacto.

Según los virólogos, la infección por el Sars-CoV-2 está en una línea con pandemias como la peste, la gripe española o la gripe porcina. En el siglo XIV, la peste causó 25 millones de muertes en todo el mundo, lo que equivale a un tercio de la población mundial en ese momento. La gripe española – también causada por un coronavirus – provocó en varias oleadas entre 1918 y 1920 una cifra estimada de 25 a 40 millones de muertes en todo el mundo. Si es cierto, que durante la gripe española no se paró en seco la economía de los respectivos países afectados, ya que Europa esta en guerra. Así la pandemia ocasionó muchos muertos, pero no una recesión económica.

(Nota al margen de la historia: en realidad soldados canadienses habían introducido la gripe en España en ese momento, por lo que el nombre correcto sería “gripe canadiense”; de acuerdo con esta lógica COVID-19 se tendría que llamar “gripe china”).

Los virólogos estiman que la tasa de mortalidad de COVID-19 se posiciona entre el uno y el tres por ciento. Y predicen que hasta el 70 por ciento de la gente en Europa se contagia a mediano o largo plazo con éste nuevo virus. Mientras más personas se enfermen con el nuevo coronavirus y se recuperen, mejor será la inmunidad básica de la población frente al virus. Los médicos hablan de una “inmunidad de manada” cuando una gran parte de la población se ha contagiado y recuperado de la infección. 

Sars-CoV-2 puede ocasionar pneumonía.

En general, la infección con el nuevo coronavirus Sars-CoV-2 sigue un curso tolerable, con símptomas como tos seca, fiebre, falta de aliento. El 80 por ciento de los afectados se recupera de esta infección sin ningún tipo de medicación. Sin embargo, debido a la agresiva propagación del “bicho” y por la falta de inmunización básica, la tasa de mortalidad se manifiesta mayor que la de la gripe estacional. 

El Director General de la OMS, Tedros Ghebreyesus, adviertio: “Pedimos a todos los países que actúen de forma rápida, exhaustiva y con clara determinación.” Lo esencial sería interrumpir las cadenas de infección del coronavirus para reducir la tasa de infección y aplanar la curva de los casos de infección. El riesgo es el colapso del sistema de salud si miles de personas necesitan al mismo tiempo una cama en la UCI. Si hay que advertir, que uno no muere POR el virus, sino CON el virus; dicho de otra manera: El 80 % de los fallecidos son personas en grupos de riesgo – ya sea por edad encima de los 80 años, enfermedades previas como diabetes o enfermeddes cardiovasculares o una alta carga del virus.

Aislamiento, cuarentena y #socialdistancing

España impuso el Estado de Alarma el 15 de marzo. 47 millones de personas hoy por hoy están efectivamente bajo “arresto” domiciliario. Con ésta drástica medida todo el país ha entrado prácticamente en cuarentena. Todos los ciudadanos han sido instruidos para permanecer en su casa y en principio sólo salir para trabajar y comprar víveres, medicamentos, ir al banco o asistir a personas que necesitan ayuda. #YoMeQuedoEnCasa y #QuedateenCasa son los hashtags de la crisis del coronavirus en España. Si los contactos físicos entre los ciudadanos están siendo oprimidos – la expresión clave es “distanciamiento social”, o sea el aislamiento o la reducción de la movilidad de los ciudadanos – la propagación del virus se dificulta. 

Esta medida, puesta en práctica por el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, se revela como una oportunidad para frenar la rápida propagación del COVID-19 en España de manera oportuna. El hecho es que un portador del virus infecta en promedio entre 1,5 y tres personas más, y la tasa de infección se deberá reducir a menos de uno para detener la pandemia del #coronavirus.

Si ojalá pudiéramos retroceder en el tiempo: Xi Jinping habría puesto a la República Popular China en aislamiento a más tardar para la víspera del Año Nuevo Chino. Toda Europa tendría que haber cerrado sus fronteras, a más tardar cuando la OMS declaró la pandemia del Sars-CoV-2. Muchas infecciones se podrían haber prevenido.

En cambio, el pánico sigue divulgandose entre Bruselas, Roma, Madrid y Berlín. Una cuestión esencial se esta olvidando: Científicos han estado advirtiendo durante años que una pandemia similar a la gripe española podría repetirse, y que lo haría tarde o temprano. El hecho de que esté aquí ahora no debería haber pillado a ningún gobierno del mundo desprevenido – sin máscaras protectoras, con una grave escasez de personal de enfermería, sin ninguna infraestructura médica ampliada. En vista de los 900.000 millones de euros invertidos en armamento para la OTAN o los 750.000 millones de euros “movilizados” como inyección para el sector financiero, la necesaria modernización de los sistemas de salud en Europa habría costado un ínfima parte de ese gasto. a día de hoy hay que afirmar que Europa es la mayor decepción dentro de ésta crisis.

La gestión eficaz de la crisis en España es muy loable. TODOS se quedan en casa, con excepciones como el trabajo, la compra de alimentos, las visitas a médicos y farmacias… Posiblemente una estructura de gestión autoritaria de larga data ha demostrado su valor. Al igual que la monarquía: Rey Felipe VI dio un discurso televisivo entusiasta y alentador tres días después de que se declarara el #EstadoDeAlarma. “Este virus no nos derrotará. Nos fortalecerá como sociedad. ¡Una sociedad más unida, más solidaria!” 

No te asustes por el COVID-19: La gripe estacional también causa muchas muertes cada año.

Queda la confianza de que, debido al distanciamiento social en el contexto del Estado de Alarma declarado en España, la epidemia al sur de los Pirineos pueda ser controlada rápidamente. La gran mayoría de las personas diagnosticadas con el virus se recuperan y son dados de alta (ver timelapse abajo).

Al mismo tiempo estamos experimentando gracias al #coronavirus una nueva solidaridad entre las personas. Estamos conectandonos de una manera más sensible con muchas personas que nos rodean. A través de las nuevas tecnologías como videochat, las redes sociales y las largas llamadas telefónicas o cartas por correo estamos descubriendo una nueva empatía a pesar de la distancia física y el aislamiento en casa.

Cada crisis tiene sus propias oportunidades, ¡aprovechémoslas!

© Michael Allhoff

Leer más:

Resumen gráfico de pandemias históricas

▶️ http://bit.ly/2QqB1qE

Visualización de la propagación de Sars-CoV-2:

▶️ http://bit.ly/2vml0L0

Timelapse de COVID-19 y personas dadas de alta:

Leave a Reply